martes, 13 de noviembre de 2018

Stan Lee en Monterrey

Originalmente la noticia llego en un Día de los Santos Inocentes, un 28 de diciembre del 2013, a partir de ahí se comenzaron un tumulto de rumores si vendría o no, y con el paso de los días, semanas, meses, la inminente llegada de Stanley Martin Lieber “Stan Lee” a tierras regias, se volvería una realidad, no sin embargo estar plagada la espera de casi un año de rabioso escepticismo mediático.

Llegado el día de la cita, llego el sábado a Monterrey con sorpresas sobre el sistema de canje de los boletos y las inmensas filas para ello, y al igual para poder canjearlos. Pero lo que más me sorprendió fue la de la “casi” cancelación de la visita de “El Hombre”, pues como resonancia por los hechos de violencia social que se suscitan en el sur del país en los días de su vista, Joan Clayton, la esposa de Stan Lee, persona de gran influencia en la vida y decisiones del hijo más prodigo de Marvel, le sugiere ante el clima de social por los avergonzantes hechos de Ayotzinapa, cancele su visita -y pudo haberlo fácilmente hecho, recordemos SDCC 2014- a Monterrey, México.  Desconozco si fue la cercanía con Estados Unidos, La muy segura e imperiosa suplica de los Organizadores del 45CJMC, pero con un retraso de casi un día, y con la ferviente espera de cientos de fans que esperaron por horas y horas, Stan Lee llega a Monterrey el viernes por la noche para cumplir con parte de su agenda, no sin antes tener que programar el resto de ella para solo el día sábado.

En lo personal, dejando de lado la pésima organización del evento, la desastrosa logística, y la prepotencia de los “perros guardianes” del 45CJMC, las filas y filas para cualquier actividad relacionada a Stan Lee (Convivió, Autógrafos, Fotos)… Valieron la pena los corajes y la impotencia. NUNCA será los mismo tener los medios para conseguir “algo” firmado por Stan Lee, solo es cuestión de tener el capital para ello, pero el poder estar cerca de el, poder realizarle una pregunta y tener su respuesta, estrechar su mano y darle un apapacho, NO TIENE IGUAL.

Para cerrar este texto, quiero compartirle y como mencionaba anteriormente, durante el convivió a puertas cerradas del día sábado, ante un pequeño grupo de personas que calculo serian de entre 50 a 60, en la sesión de preguntas a Stan Lee, tuve la fortuna de poder dirigirle una pregunta:

-Yo: ¿A lo largo de su prolífica carrera, qué obra, cómic o libro, le ha hecho llorar?
-Stan: “…Fue algo que realmente no me esperaba, fue en la noche que me entere del éxito de ventas que estaba teniendo el Fantastic Four No.1, no podía creerlo…”

No hay comentarios.:

Publicar un comentario